En la Vida Llega un Momento

Me asombra el tiempo y su permanente insistencia en borrar imágenes. Un trabajo silencioso que con la edad nos hace perder el control de “lo que uno quiere olvidar” y lo que realmente “se nos olvida”.

Hasta qué punto la poderosa razón de vivir, alimenta o no las emociones, las vivencias y los recuerdos de forma autónoma. ¿ Dónde está ese punto de razonamiento ? Ese que algunos llaman locura y que nos hace recrear las cosas de forma distinta a la realidad. ¿ Hasta dónde podemos llegar?

Vejez

Convivir con una estrecha línea que refleja comprender o no la diferencia entre lo que pensamos y lo que hacemos. Creo que a esto lo llaman cordura, yo lo llamo edad.

Es la facultad de perder pudor en la lengua y decir exactamente lo que piensas, con la dificultad de atraer datos empíricos, pero no de recrear los sueños.

Salvó enfermedad diagnosticada, llega el momento en que el reloj empieza a pesar menos. Es entonces cuando realmente ha llegado el momento; la autoridad de los años junto a la merma de los enemigos que nos devuelven la libertad. Quizás el mejor regalo para AMAR. Por esto no me asustan los mayores y añoro tanto a mis padres, algo que con los años se hace más grande, cuando en un principio llegué a pensar que “se mitigará” esta gran ausencia con el tiempo…

Envejeciendo con amor
No y No; la voluntad está llena de contradicciones, tantas como los misterios de la mente humana.

Firma

Share

Comentarios

En la Vida Llega un Momento — 9 comentarios

  1. Impresionante relato-descripción Fernando. Descubre y desnuda la realidad de la vida de una manera hermosa y desgarradora a la vez ,algo tan cruel solo al alcance de los pocos corazones con la sensibilidad de saber leerla y entenderla. Gracias por compartirlo con nosotros. 1abrazo.

  2. La poderosa razón de vivir, es la que nos obliga a poder levantarnos cada dia y buscar la luz ante tanta sombra…ver el lado bueno de las cosas , estar agradecidos por poder estar aquí junto a los nuestros y poder sonreir a la vida a pesar de faltarnos los pilares más grandes, a los que tanto recordamos y con quienes hubiéramos querido compartir tantas cosas y no pudimos!! Tenemos que vagar con ese pinchazo dentro que nos oprime en cada momento y en el dia a dia…es la parte que nos falta para estar al cien por cién.Que poderosa es la mente para poder manejar esos sentimientos y entretenernos en otros menesteres cotidianos aunque quizás llegue un momento en nuestras vidas en el que hay que bloquear la mente por que ya no podemos filtrar màs…y quizá olvidar sea la mejor opciòn. Un placer leer tan profunda reflexión, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *