En un Lugar Junto a Mi Corazón

En un lugar junto a mi corazón guardo tus cartas de amor.

Recuerdo el día que subí al altillo de tu cuarto y pude reconocer la caja de tus tesoros. Sabia que esa preciosa lata de Cola-cao encerraba nuestro besos, nuestras palabras y muchas más cosas. Algunos pequeños objetos y regalos que son talismanes de amor. Cuidadosamente quité la tapa y allí estaban… Como un fardo de sueños, una sobre otra, atadas con una roja cinta del pelo. Las tenias ordenadas por fechas y como si fueran secretos de estado. Todas llenas de promesas y anhelos de juventud. Mis confesiones, mis dudas sobre si sobreviviríamos como pareja y sobretodo mi deseo del “buscador de perlas”, envejecer contigo.

MayteUn desbordante remolino de palabras, un desbocado torrente de sentimientos solo comprensibles desde la pasión con que se atraen los enamorados. Algo tan natural que hoy no comprendo que fuera tan íntimo. Sólo era que nos queríamos, se nos notaba en los ojos la principal idea, de todos los días, era verte y estar a tu lado, vivir junto a ti, Teresa.

Hoy las puertas no están cerradas y tú eres la llave de todo lo que tengo. La casa y mi corazón huelen permanentemente a lavandas y el tacto de tu cuerpo ha marcado con permanente tatuaje de “luz” las sábanas de mis días. Pase lo que pase, vivir contigo ha sido un fragante lecho de ilusiones.

Te amo Mayte.

Firma

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *